Una clase de Charcot (uno de los maestros de Freud, que practicaba la técnica de la hipnosis) en el Hospital de la Salpêtrière, de París.

Una clase de Charcot en 1885

UN CASO DE CURACIÓN HIPNÓTICA (1892-1893)

En uno de sus primeros artículos, “Un caso de curación hipnótica y algunas observaciones sobre la génesis de síntomas histéricos por voluntad contraria”, durante su explicación del mecanismo psíquico de las perturbaciones de la paciente que había curado por sugestión, reconoce el amplio papel que desempeñan las fobias en la sintomatología de las neurosis y más concretamente en las neurastenias.(12)

De modo que las fobias aparecen primero en la obra de Freud, siguiendo la influencia imperante en la psiquiatría en aquella época, sólo con la categoría de síntomas y no constituyen una entidad nosológica por sí mismas, pero observa que se dan en muchos casos. Por otra parte, ya desde un principio, en esta primera etapa de su pensamiento las relaciona con la vida sexual de las pacientes histéricas con las que trabaja, con la angustia que les genera su abstinencia sexual, y así deduce, como le escribirá a su amigo Fliess, que “la fobia procesa la angustia”(13).

© ANTONIO SALVATIERRA

CITAS:

(12) Véase Freud, S.: “Un caso de curación hipnótica”, pág. 25. Ed. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Madrid, 1973.
(13) Véase Berenguer, E.: “Las posiciones subjetivas en la clínica estructural”, pág. 9. Documento interno de la Universidad de León.
 

Ir a INICIO Volver   Subir   Continuar