Blaise Pascal, famoso matemático francés del siglo XVII cuya fobia menciona Freud.

Blaise Pascal (1623-1662)

OBSESIONES Y FOBIAS (1894)

Si bien en el artículo anterior parecía hablarnos Freud de cuánto tenían en común y se solían hallar unidas las representaciones obsesivas y las fobias, éste que le sigue parece destinado justamente a lo opuesto: a diferenciar con claridad ambos conceptos.

En el párrafo inicial simplemente nos repite que ni las obsesiones ni las fobias forman parte de la neurastenia propiamente dicha (aunque puedan aparecer juntas en algunos casos de neurosis mixtas) y que no dependen de ninguna degeneración mental. Después, hace una curiosa distinción de algunas obsesiones y fobias, que dice que se podrían calificar de traumáticas porque se basan en recuerdos importantes (y pone como ejemplo la obsesión de Pascal que creía ver abrirse un abismo a su izquierda “desde el día en que la carroza en que iba estuvo a punto de volcar y precipitarse en el Sena”), y las deja aparte porque las relaciona con la histeria. Y, en tercer lugar, nos dice que las restantes obsesiones y fobias tienen en común el que se componen de dos elementos, una idea y un estado emotivo asociado, pero se diferencian en que mientras en las fobias el estado emotivo es siempre la angustia, en las obsesiones puede ser cualquier otro, como la duda, el remordimiento o la cólera.(30)

Así vemos que desde un principio las fobias son caracterizadas por Freud por su relación con la angustia, y por qué es tan fundamental que para investigar sobre las primeras estudiemos ambos temas paralelamente.

Inmediatamente a continuación ya pasa a tratar las obsesiones y las fobias por separado, dedicando un apartado a las obsesiones y otro a las fobias.

© ANTONIO SALVATIERRA

CITAS:

(30) Véase Freud, S.: “Obsesiones y fobias”, pág. 178. Ed. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Madrid, 1973.
 

   -- Apartado I.

   -- Apartado II.

 

Ir a INICIO Volver   Subir   Continuar