El doctor Breuer, con quien Freud escribió parte de los "Estudios".

Foto del doctor Breuer

ESTUDIOS SOBRE LA HISTERIA (1893-1895)

En su primera obra más conocida, los “Estudios sobre la histeria” (que escribe en colaboración con Breuer), en la “Epicrisis” del caso de Emmy de N. califica las fobias de esta paciente de traumáticas, determinadas por sucesos particulares, pero considera que estos “factores psíquicos” sólo explican la “elección” de sus fobias, no su duración, la cual atribuye a “la circunstancia de que la paciente observaba desde años atrás una completa abstinencia sexual, motivo frecuentísimo de ‘tendencia a la angustia’”(14). No entraremos a comentar las menciones a las fobias del último capítulo, “Psicoterapia de la histeria”, porque lo redacta en 1895 y las elaboraciones que para entonces ha realizado las veremos detenidamente a través de los artículos que trabajamos a continuación.

Lo que sí es importante señalar es que por esta época en que escribe los “Estudios” aún no ha elaborado sus conceptos de inconsciente (término que ya usaban en un sentido bastante diferente antes que él otros psiquiatras como Janet) ni de represión, y que en su lugar utiliza el de defensa frente a las representaciones intolerables causadas por el trauma, defensa que origina algo así como una segunda conciencia, al que dichas representaciones intolerables quedan relegadas, mientras que la magnitud de excitación del trauma se transforma en síntomas puramente somáticos en las histerias, o provoca la angustia y la elección de un objeto fóbico en las fobias.

Psicoterapia de la histeria (1895).

De este capítulo de los “Estudios”, que también se puede considerar un artículo por sí mismo del que Freud es su único autor, y que como ya dijimos es posterior a los próximos que se analizan en el presente trabajo, también conviene recordar que en su segundo apartado relata cómo se decidió a sustituir la hipnosis por la técnica de la asociación libre, lo que le condujo al reconocimiento de la resistencia, la censura y la triple estratificación del material patógeno, mientras que en el tercer apartado explica entre otras cosas cómo se tropezó con la transferencia como obstáculo. Por último, acerca de la angustia, Arturo Roldán destaca que en “Psicoterapia de la histeria”,

“(…) Freud, además de afirmar el pasaje del síntoma médico al síntoma analítico (usada esta expresión en sentido amplio) intenta diferenciar las manifestaciones de la angustia de los malestares sintomáticos, y lo realiza separando lo que corresponde a las neurosis histéricas de lo que denomina neurastenia y neurosis de angustia.”(15)

© ANTONIO SALVATIERRA

CITAS:

(14) Freud, S., y Breuer, J.: “Estudios sobre la histeria”, pág. 79. Ed. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Madrid, 1973.
(15) Roldán, A.: “Del síntoma médico al síntoma analítico”. Artículo publicado en “Cuadernos Alisios. Cuadernos Canarios de Psicoanálisis”, en Diciembre de 1997, y en su Web (http://arturoroldan.salvatierra.biz).
 

Ir a INICIO Volver   Subir   Continuar